Una empresa B es aquella que está comprometida a ser un agente de cambio y contribuir a solucionar problemáticas ambientales y sociales. Ser una empresa B demuestra que se puede lograr impacto en el ámbito económico, ambiental y social, de forma simultánea. 

Este tipo de empresas son parte de un movimiento global, donde todas comparten la misma búsqueda que es una nueva “genética” económica que inspiran soluciones colectivas, sin dejar de lado las necesidades particulares. No existe un líder ni ideología, si no que está motivado por personas que buscan trabajar en un mundo mejor sin tener como foco principal las remuneraciones.   

La propuesta de las empresas B apunta a una economía que incluya a todos y que cree valor para la tierra y el mundo, no que se limite al trabajo de los equipos ejecutivos. 

En Chile, las empresas B certificadas cuentan con el apoyo de Abogados de la Fundación Pro Bono, las cuales cuentan con el apoyo legal que ésta puede ofrecer.

La certificación de las empresas B les permite mejorar permanentemente, siendo una herramienta didáctica, flexible y gratuita.

A nivel latinoamericano, estas empresas poseen beneficios y oportunidades al ser parte del sistema B, los cuales te contaremos a continuación: 

  1. Mejora Continua. 
  2. Difusión y posicionamiento.
  3. Actividades de intercambio y aprendizaje permanente. 
  4. Atracción de talentos.
  5. Las Empresas B son más resilientes.
  6. Ventas a otras empresas (B to B).
  7. Ventas a consumidores (B to C).

Pertenecer al sistema B significa redefinir el sentido del éxito en la economía, es decir, construir una economía que mida el éxito por el bienestar de las personas, de las sociedades y de la naturaleza. 

Recomendados : Cohousing